destacados

Dime tu rostro y te diré como peinarte, por Flo Pollio

18 Sep 2017

El pelo es el marco de nuestro rostro. Cada decisión que tomemos de cómo llevarlo, cambiará la percepción de la forma de nuestra cara. Es interesante conocer los efectos que genera cada corte de pelo y cada peinado en los diferentes rostros, y así ver que opciones nos favorecen más. La idea es lograr que la forma de nuestro pelo equilibre la de nuestro rostro y que esto genere armonía. Podemos categorizar los tipos de rostros en 5 formas generales: Redondo, cuadrado, ovalado, corazón y diamante.

A continuación, les contaré un poco sobre cada perfil.

Corazón

Este tipo de rostro suele admitir todo tipo de peinado y corte: largo, corto, recogido, suelto. Para este caso dependerán más del físico. Por ejemplo, aquellas que sean de gran porte recomiendo un corte de pelo que pase los hombros, lacio, o con ondas suaves, y llevando gran cantidad de pelo hacia adelante. A las menuditas, les favorecen las malenas cortas, con algún corte bob, u ondas con volumen. En mi opinión, las chicas con cara de corazón, son a las que mejor les queda los peinados asimétricos, como de costado.

Ovalado

Con una forma de cara ovalada, es recomendable usar cortes por encima del busto, ya que el pelo largo hará que el rostro parezca aún más alargado. Favorece optar por algunos mechones cortos adelante, logrando dar una forma más redonda al rostro. Cuando se quiera usar un recogido, favorece dejar algún pelo suelto con movimiento adelante, o darle volumen a los laterales.

Cuadrado

Se caracterizan por los pómulos y líneas del mentón bien marcados. La cara en forma cuadrada, pide peinados y cortes redondos o descontracturados. Es decir, peinados con las puntas hacia adentro, ondas suaves, flequillos de costado, o algunas capas desflecadas. Para recogidos, recomiendo tratar de ocultar los pómulos, con pelos suelos, mechones del largo de la nariz o más. Todo esto logrará suavizar los ángulos marcados de este rostro.

Redondo

Una forma de la cara más redondeada, necesita de peinados que la alarguen visualmente. A diferencia de otros rostros, tenemos que alejarnos de estilos bob, los cuales acentuaran el círculo. No recomiendo cortes cortos. El pelo largo tenderá a equilibrar esta forma de cara. Usar pelos lacios, o en el caso de ondulados, recomiendo llevar una coleta, que puede ir de costado o detrás. Si tenemos ganas de flequillos, que sean largos, pasando los pómulos, de lo contrario, la cara tenderá a parecer más gorda. Para recogidos, aconsejo batir arriba, para que el volumen alargue la cabeza.

Diamante

La cara en forma de diamante se caracteriza por ser más ancha en el hueso de la mejilla y más angosta en la línea del cabello y la mandíbula. El objetivo es lograr equilibrar el contraste a la altura de los pómulos. Para esto es vital evitar el pelo liso, peinado tirantes, etc. Una buena herramienta son las capas, las cuales darán movimiento y podrás jugar dándole forma a cada capa hasta lograr la armonía.

Todos estos consejos, son líneas generales que ayudarán a equilibrar nuestro rostro. Aunque hablando de favorecer, como siempre digo, no es una ciencia exacta: hay varios casos que, por ejemplo, tienen rostro alargado, y les favorece potenciar esta cualidad. Lo ideal es identificar nuestra forma de rostro, y teniendo en cuenta estos consejos, ir adaptándolo a cada cara.